5 formas de financiar negocios sin necesidad de pedir un préstamo

tu negocio propio

Todo buen emprendedor sabe que en el día a día lo más importante es el dinero. En cuanto escasea, todo se detiene. Si no hay dinero para sueldos o proveedores, hay que hacer malabarismos con la tesorería.

Eso genera un problema: iremos apagando fuegos, en vez de ejecutar estrategias y dedicarnos al marketing y al producto, que es lo importante.

La falta de financiación desvía a una empresa de sus objetivos. Sin embargo, acceder a ella en forma de préstamos bancarios no siempre es posible o no resulta recomendable, porque ese endeudamiento puede ser el que acabe ahogándonos.

Por tanto, los préstamos no son la única forma de financiar negocios. Muchos emprendedores desconocen que hay otras maneras y, por eso, vamos a ver las cinco herramientas más efectivas de financiación sin pedir préstamos.

1. La preventa

financiacion¿Cómo financiar el lanzamiento de ese nuevo producto o servicio o negocios que aún no están en marcha si no hay un préstamo de por medio? La respuesta es la preventa.

Con una página web, un medio de recoger los pagos y un buen esfuerzo de promoción podemos exponer la idea y, aquellos interesados, hacer reservas y pedidos, pagando al momento. Con eso podemos financiar el nuevo producto o la nueva actividad.

Además sirve para calibrar si hay mercado, en vez de pedir prestado, consiste en invertir y darnos cuenta con todo ya hecho de que no había demanda.

La preventa es, para la mayoría de casos, el instrumento de financiación a considerar en primer lugar.

2. Suscripciones

Una empresa puede ofrecer un modelo de suscripción, en el que sus clientes pagan de manera periódica y reciben los distintos productos conforme se lanzan o bien acceden a un catálogo completo.

Por ejemplo, pequeñas editoriales independientes usan este modelo y sus suscriptores reciben los títulos que sacan cada tantos meses.

3. El descuento de pagarés

¿El problema es que las empresas pagan a 60 o 90 días, pero necesitamos el dinero ya? El descuento de pagarés permite vender ese compromiso de pago a una compañía que nos da el dinero al comprar dicho pagaré. Cobra una comisión, pero es mejor que endeudarse.

4. Crowdfunding o micromecenazgo

Los clientes interesados en nuestro futuro proyecto realizan aportes para hacerlo realidad. Al contrario que en la preventa, hay distintos niveles de aportes y recompensas, en vez de un precio único.

5. Proyectos paralelos

Una nueva tendencia es aquella en la que empresas crean varios proyectos y estos van financiando unos a otros.

Los proyectos paralelos están surgiendo como nueva forma de marketing y de financiación. Por ejemplo, el sitio de imágenes Unsplash surgió como proyecto paralelo de la empresa Crew y permitió lanzar el proyecto principal.

Como vemos, financiar negocios ya no depende del criterio de un banco ni de endeudarnos; hay herramientas alternativas y funcionan.

2 Comentarios

  1. Hola,
    Esto es para informar al público en general que la Sra. Jane Alison, un prestamista de préstamos privados ha abierto una oportunidad financiera para todos los que necesitan ayuda financiera. Damos un préstamo a un tipo de interés del 2% a individuos, empresas y compañías bajo términos y condiciones claras y comprensibles. Póngase en contacto con nosotros hoy por e-mail para que podamos darle nuestros términos y condiciones de préstamo en: (saintloanss@ gmail.com)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*