La importancia de no romper nunca la cadena de frío

Una de las materias que se estudia con más enfasi en todos los cursos de manipuladores de alimentos es la custodia de la cadena de frío y la importancia que esta tienen para mantener la temperatura óptima de los productos transportados y asegurar la seguridad alimentaria de los mismos.

Solo manteniendo un control estricto sobre la temperatura de los alimentos, en todas las etapas de su proceso y transporte hasta su destino final, se puede asegurar su óptima conservación, sobre todo cuando hablamos de productos frescos o perecederos, como los que consumimos a diario en bares, restaurantes, supermercados, hoteles, etc.

Sirve de poco que un restaurante cuente con las mejores neveras y congeladores para sus productos cárnicos, por poner un ejemplo, si estos productos llegan a este establecimiento en malas condiciones por no seguir una óptima cadena de frío en su transporte.

¿Qué es exactamente la cadena de frío?

La cadena de frío se podría definir como una secuencia o protocolo de fabricación y transporte, según el cual, la temperatura a la que están sometidos los productos transportados (alimentos, medicamentos, etc), no sufre en ningún momento ningún tipo de variación; desde el momento que se producen, hasta el instante en que se consumen.

A todos nos ha ocurrido en algún momento que hemos abierto un yogur en casa y encontrarnos que estaba en mal estado, descompuesto o con hongos. Esto se debe a que se ha roto la cadena de frío. Pero imaginemos que esto ocurre con el traslado de medicamentos. El asunto es realmente serio.

Si todo el proceso anteriormente descrito se realizar de forma correcta, se dice que se ha mantenido la cadena de frío, y este proceso es más delicado de lo que se puede entender y requiere siempre del trabajo de profesionales que lo lleven a cabo con todas las garantías.

La cadena de frío para empresas y profesionales

Las empresas que se dedican al proceso o venta de alimentos o medicamentos, deben prestar una atención especial a la cadena de frío, dado que un error en este paso pondría en peligro la salud de sus clientes. Empresas como cocinas industriales, restaurantes y bares, empresas de catering, comedores sociales o escolares, etc., deben confiar este proceso a una empresa profesional.

Cuando estamos hablando de medicamentos o productos destinados al consumo, es responsabilidad del último enlace del eslabón, que estos estén almacenados correctamente y que estén en perfecto estado de consumo.

Nuestra recomendación desde PymeOnline para este sector tan delicado, es trabajar siempre con los mejores, como Olivo ( https://www.olivo-logistics.com/es/ ), fabricante de contenedores aislados, que permiten transportar productos a temperaturas óptimas. Los contenedores isotérmicos de Olivo permiten mantener durante todo el proceso de transporte, la temperatura óptima de los productos. Numerosas empresas de logística hacen uso de sus contenedores: supermercados de mediana y gran superficie, la distribución alimentaria, la restauración colectiva, la salud, la biomedicina, el hielo seco, etc.

Disponen de tres gamas de contenedores isotérmicos:

  • BAC isotérmico. Cajas frías que se abren en la parte superior
  • BOX isotérmico. Cajas aislantes para entrega a domicilio
  • ROLL isotérmico. Armarios frigoríficos con apertura frontal

Toda la información la puedes encontrar en su web.
https://www.olivo-logistics.com/es/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*