¿Te has parado a pensar cuántas suscripciones pagas mensualmente?

Últimamente está de moda el “pago por subscripción” para casi cualquier cosa. Antiguamente solo domiciliaciones de recibos como el agua, la luz, Internet, gimnasio, etc. requerían pagos mensuales, pero hoy en día casi cualquier producto o servicio, incluso apps para móvil, están sujetas a cuotas mensuales o anuales.

¿Realmente te has parado a pensar cuánto pagas al mes en productos o servicios que antes eran de pago único? ¿Tienes realmente un control sobre todo lo que pagas mensualmente en suscripciones de productos  o servicios contratados? ¿Se han convertido las suscripciones en la nueva burbuja? ¿Crees que realmente la cuota que pagas justifica el producto o servicio prestado cuando lleves varios meses pagando? ¿Es cómoda la gestión de renovación y mantenimiento de estas suscripciones para tu empresa o tu economía doméstica? Hay muchas preguntas que ni siquiera nos hacemos. 

Podemos estar de acuerdo de que un servicio que se disfruta mes a mes sí podría requerir una suscripción mensual, pero… ¿por qué tenemos que pagar una suscripción por disfrutar de un producto? En este artículo queremos centrarnos en el software para empresas y autónomos. Pagar mensualmente por usar una aplicación informática está cada vez más de moda, pero no tiene por qué ser la mejor opción.

Todo depende del tipo de software y de los posibles servicios que incluya, porque no nos engañemos: cuando lleves 2 años pagando religiosamente todos los meses, muy probablemente ya habrás pagado el doble de lo que hubieras pagado en un único pago, y no necesariamente habrás hecho uso del servicio técnico que incluye para justificarlo. Es cierto que esta suscripción incluye servicios extras, como las actualizaciones de software, pero ¿merece realmente la pena por la cuota que estamos pagando?

No vamos a discutir cuál de los dos métodos de pago es mejor, tanto para la Empresa como para el Cliente, pero sí deberías tenerlo en cuenta cuando tengas dos opciones. Pagar mensualmente es muy cómodo, y obviamente es más tentador pagar 10€ al mes que 300€ de golpe… pero cuando estás suscrito a varios servicios, de varias empresas diferentes, con más de 10 cuotas, etc. ya no suena tan atractivo. ¿Te has parado a sumar todas las cuotas mensuales?

Por suerte, todavía hay empresas que apuestan por el pago único: SimplyGest es un software de Gestión, Facturación y TPV que siempre se ha caracterizado por permitir que el cliente pague solo por  lo que realmente necesita. Dan opción de contratar soporte técnico por 3, 6 o 12 meses (nada de obligaciones anuales). También permiten comprar solo los módulos/licencias que necesite el Cliente, pero sobre todo, abogan por el Pago Único: Sin cuotas. Sin obligaciones.

¿Y qué pasa con el Soporte Técnico o las Actualizaciones? Pues que solo lo pagas si lo usas. De nada sirve pagar mensualmente una cuota de mantenimiento si solo vas a usar el servicio de asistencia un par de veces al año, verdad? Y lo mismo ocurre con las Actualizaciones. Muchos clientes siguen utilizando la misma versión del programa que compraron hace años. No hay obligación de actualizar, puesto que no todo el mundo quiere hacerlo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*