Lizarran. una franquicia de restauración como inversión en 2020

Si eres un emprendedor y estás barajando la opción de invertir en una franquicias, debes saber que las franquicias de restauración se encuentran en auge y con incrementos importantes en el volumen de facturación desde hace años. Además, estas franquicias cada día están atrayendo la atención de más inversores individuales y de grandes grupos de inversión lo que indica claramente que el sector de la hostelería y restauración, es uno de los más destacados en el panorama actual.

Si eres un emprendedor y estás barajando la opción de invertir en una franquicias, debes saber que las franquicias de restauración se encuentran en auge y con incrementos importantes en el volumen de facturación desde hace años. Además, estas franquicias cada día están atrayendo la atención de más inversores individuales y de grandes grupos de inversión lo que indica claramente que el sector de la hostelería y restauración, es uno de los más destacados en el panorama actual.

Eso sí, este campo cuenta con un gran número jugadores en el mercado por lo que la competitividad realmente muy alta y es importante elegir bien la franquicia que vamos a presentar. Lo más importante en estos negocios es conseguir la diferenciación y la sostenibilidad en el mercado, por lo que a la hora de buscar la mejor franquicia es importante estudiar con detenimiento su modelo de negocio, sus puntos diferenciales y su experiencia en el sector, para poder identificar si es una buena opción en la que invertir.

La mejor franquicia de restauración

Entre todas las opciones que encontramos en el mercado actual, y no son pocas como te hemos comentado anteriormente, la franquicia Lizarran es una de las opción más fiables y rentables. No en vano, es la franquicia más antigua de nuestro país, lo que le confiere una fiabilidad indiscutible, y además el pasado año fue nombrada La Mejor Franquicia de Restauración de Europa, según el Top100 Global Franchises.

El éxito de esta veterana franquicia de restauración se debe al exquisito cuidado en el trato con sus clientes, al cuidado diario en su servicio y en su enfoque centrado en la calidad de sus productos. Lizarrán cuenta con una longeva e impecable trayectoria, con una de las cartas más amplias del mercado: pinchos fríos y calientes, tapas, raciones, etc. Todos sus platos destacan por un sabor sobresaliente muy demandado así como por ser una carta saludables y equilibrada; sin dejar a un lado un precio competitivo.

Conclusiones finales

Lizarran no es una franquicia estancada, a pesar de su larga trayectoria. Es una franquicia de restauración dinámica y en constante evolución. Cada franquicia abierta día tras día, colaboran en este dinamismo y en aportar más novedades para no parar de atraer a nuevos clientes y sorprender a su larga lista de fidelizados.

En cuanto a perfiles del franquiciado buscados, se puede decir que Lizarran se adapta todos los existente y esto se traduce en que su público tampoco está claramente definido, sino que está abierto a todas las edades, áreas geográficas, niveles sociales, etc. Nunca te faltarán clientes en un restaurante Lizarran.

Eso sí, invertir en una franquicia conlleva una gran responsabilidad. Requiere trabajo, compromiso, esfuerzo y algo que compartimos todos los lectores de PymeOnline,es, un espíritu emprendedor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*