Cómo convertir una idea de negocio en un emprendimiento y que luego alcance el éxito

Emprender es la Clave

El Emprendimiento es una palabra que está recientemente muy de moda, y ello se justifica en el hecho que todas las empresas que vemos funcionando, consolidadas o no, pequeñas, medianas o grandes, iniciaron precisamente por las ganas de emprender que tuvieron en algún momento sus propietarios, cuando decidieron poner en marcha su idea de negocio.   Emprender es un concepto genérico, pues ella incluye cualquier actividad en la cual una persona se inicie. Pero, ese concepto amplio no es el que nos interesa a los efectos de dinamizar las actividades económicas. Emprender debe ser entendido como la forma en la cual se implementa una idea de negocio, para que se consolide como una empresa rentable y supere el umbral de los cinco años.

Es por ello, que una persona con algún talento en particular, que decida explotarlo esporádicamente no puede considerarse como un emprendedor. Esta aclaratoria es pertinente ya que es muy común pensar que realizar alguna actividad que genere algún ingreso extra a nuestra actividad laboral principal es un emprendimiento, no, emprender una actividad comercial o de servicio, tiene que tener desde su nacimiento la intención de consolidarse como una Empresa.

Asimismo debemos señalar que cuando de Emprendimiento se trata, es siempre un error creer que sólo una buena idea asegura el éxito; por el contrario, es necesario la combinación de actitudes personales como perseverancia, trabajo duro, combinado con los aspectos de marketing, manejo de finanzas y de administración para que efectivamente, esa idea se conviertan en una actividad empresarial consolidada.

Aspectos a considerar

El hecho de tener un talento especial para elaborar un producto o prestar un servicio de calidad, no es suficiente para alcanzar el éxito, es el comienzo, pero se requiere la confluencia de muchos otros factores, es decir, no es sólo saber qué es lo que voy a vender, es fundamental en primer lugar tomar en cuenta, cómo lo voy a vender, identificar plenamente el segmento de mercado, explotar los canales de comunicación con esos clientes y ofrecer una forma de relacionamiento única con ellos.

En segundo lugar, se deben tomar en cuenta los aspectos financieros, como el dinero que entra a nuestro emprendimiento, lo que técnicamente se conoce como el “flujo de caja”, así mismo hay que considerar el dinero que sale, lo cual se conoce como la “estructura de costos”, es decir, todos los costos y gastos, o ingresos en que incurrimos para elaborar los bienes que se van a comercializar o los servicios que se van a prestar.

Todos esos aspectos se pueden plantear y definir a través de una herramienta que se conoce como el Modelo Canvas, en el cual en una simple hoja de papel, podemos diseñar el funcionamiento de la idea de negocio o emprendimiento que tenemos, considerando esos aspectos de marketing, financieros y de producción, que nos permitirían definir la propuesta valor.

Así mismo, el emprendedor debe considerar diferenciar su producto de otros que se ofrezcan en el mercado, es lo que se conoce como la “Propuesta Valor”, un ejemplo que podemos señalar es el hecho de que todos hemos usado gafas de sol, existen muchos modelos y marcas, pero vickmars.com va un paso más allá en cuanto a estética ofreciendo modelos en madera, con diseños exclusivos de alta calidad, que superan a las tradicionales hechas en metal, plástico o resina, siendo un claro ejemplo de una propuesta de emprendimiento innovador.

No olvidar el marketing

En cuanto a los canales publicitarios es vital tener presencia en Internet y conseguir a los profesionales más capaces que se encarguen de los mejores diseños de  tus páginas web, no importa  en qué país o ciudad te encuentras, o si es un diseño web Pekín, diseño web California o un diseño web madrid, lo importante es que tengas presencia en la red. Por la dinámica actual, en la cual la tecnología marca el ritmo, es necesario que todo emprendedor se adapte y se beneficie de las bondades que el mundo digital puede ofrecer para acelerar su afianzamiento en el mercado y la publicidad de los productos y servicios que se ofrecen.

Todo lo señalado no es sólo válido para los emprendimientos en el ramo comercial, sino que también aplican para la oferta y prestación de diferentes servicios de profesionales, tales como abogados, arquitectos, ingenieros etc. Los emprendedores en el área de la salud, sean médicos, nutricionistas, psicólogos e incluso odontólogos, necesitan también promover sus servicios y, por tanto, deben optar por realizar publicidad para profesionales de la salud, en los que puedan optar por los mejores planes de marketing adaptados a cada uno de ellos.

La aventura de emprender, de transformar una idea en un negocio puede ser estable y rentable, pero además de constancia, disciplina y trabajo constante, se requiere un proceso de formación constante, estar informado sobre las principales noticias, de las ideas innovadoras, de las tendencias en el mercado y tener muy presente que el fracaso puede ser el mayor aprendizaje que se pueda obtener y que combinado con la constancia, tendrás la clave para lograr el éxito.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*